La crisis de identidad del socialismo español

bldcb0410ada_1003La crisis del socialismo español es -al menos- triple. Es ideológica, económica e institucional.

El socialismo español se ha vuelto rancio. Fue buen vino la cosecha Suresnes 1970 pero tanta “bodeguilla” lo ha avinagrado. La impresión general es que los dogmas del socialismo se derrumbaron en Europa en 1989 mientras se despedazaba el muro de Berlín. En España  -como somos diferentes-  seguimos con los dogmas heredados de un tal Marx (Carlos, no Groucho).  No nos hemos enterado de lo que esta pasando. Sintética exposición del florilegio socialista español: los ricos siguen explotando a los  pobres y estos luchan contra la burgesía que los oprime. El empresario es un ladrón que explota al trabajador. El sindicato es la expresión del proletariado. La izquierda tiene la verdad y la derecha es caduca y aferrada a sus privilegios. La libertad se escribe con i de izquierda. Más: la derecha es el capital y la Iglesia católica es la opresión y la represión al servicio del capital.

No sé si ha sido internet, quizás  el cansancio, puede que el paso del tiempo.  No sé. El hecho es que sólo tragan unos pocos convencidos y otros pocos “recalcitrantes”. Para la mayoría lo que vale es: ¿cómo gestionas España? ¿cómo y cuánto gastas de mi dinero? ¿cuántos impuestos me  “sacas” de mi dinero y para qué? Pero hay más, Con la “pasta” que te doy ¿cómo es posible  una escuela tan mala? !Encima esos -que tú llamas ricos- por un poco más la tienen mucho mejor! ¿Explícame porque con los euros  que te doy tengo colas y listas de espera en la sanidad? ¿Sabes que me he hecho de un mutua? Muchas más preguntas que -obviamente- todo ciudadano se hace.

!Al fin somos un país normal! Empezamos a juzgar y a votar por los hechos, no por los dichos.

El socialismo parece incapaz de lidiar con la económica. ¿Por qué será que este país lo arruina siempre la izquierda? ¿Por qué cuando estamos con el agua al cuello tienen que venir estos señores de la derecha y arreglarlo? Pues esto es lo que pasa y a las pruebas me remito. El socialismo tiene una voracidad impositiva compulsiva. Hacen funcionarios como salchichas y todo lo arreglan a  base de gasto público: no se les ocurre que se pueda  prestar un  servicio público mejor y más barato con fórmulas más imaginativas.  ¿Qué importa si  te pincha  una enfermera funcionaria o una enfermera “a secas”? ! Lo que importa es que “pinche” bien, digo yo !

La peor es la crisis institucional: el PSOE tiene un esquema de partido federal en un Estado unitario descentralizado. Hoy el PSOE tiene un problema interno grave. El PSOE ha jugado con un concepto de España que no se corresponde a la realidad institucional. Repasar los distintos socialismos autonómicos es un ejercicio de masoquismo intelectual digno de la mejor mente torturada. El PSC se lleva la guinda: su votos provienen de las grandes migraciones internas y el producto que les venden es la confrontación con España (leáse Estatut y la última etapa Montilla). Han conseguido confundir hasta a su propio electorado. El problema del socialismo catalán es el propio embrollo mental de sus dirigentes. Me creo lo que oigo: tienen problemas de identidad. !Menudo lío!

Acabo. El socialismo español nos ha vendido una  la “noto”. Este es el problema la moto no tiene dirección, imposible sentarse sobre ella porque el asiento es falsa y corre sobre llantas de cartón. Señores, el socialismo nos ha vendido “la moto”. !Menos mal que al final nos hemos enterado casi todos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies