Pactos municipales: la cláusula ideológica

En nuestra sociedad española desdeñamos las ideas pero esas son muy importantes
En nuestra sociedad española desdeñamos las ideas pero esas son muy importantes

El PP de Barcelona ha llegado a muchos acuerdos municipales. Otros no han llegado a puerto. Todos han sido por escrito y aprobados por la dirección como indican los Estatutos.  Los principios que hemos seguido han sido:

1.- No se excluye a ningún partido “a priori”. Pueden excluirse personas de partido que han tenido una mala reputación o se considera que su actividad política ha sido o puede ser perjudicial para el municipio.

2.- Hemos pedido tres cosas: lucha contra el paro y fomento de la creación de empleo; austeridad en el gasto y la cláusula ideológica.

¿Qué es la cláusula ideológica? Como su nombre sugiere es una cláusula que tiende a evitar que cuestiones ideológicas y no municipales centren los esfuerzos y los plenos de nuestros Ayuntamientos.  Entendemos que durante cuatro años hemos de mantenernos fieles a nuestros compromiso con los ciudadanos: sacarles de la crisis. Para ello -además de muchas otras cosas- nuestros Ayuntamientos han de dedicarse a solventar los problemas de los ciudadanos: el no llego a fin de mes; las ambulancias; los baches; las farolas fundidas; la calidad de la educación; la Justicia municipal; los paseos marítimos; los pequeños comerciantes; los mayores; los jóvenes y su educación; la seguridad de nuestras calles y plazas… No acabaría. A esto nos hemos de dedicar.

En cambio no es de recibo -con la que esta cayendo- dedicarse a discutir sobre: si Cataluña es independiente o no; es una federación o una confederación; si la bandera ha de ondear o no; si ha prohibirse el aborto o hay que cerrar las escuelas privadas. !Ahora no toca! En mi opinión ahora nos hemos de centrarnos en salir de la crisis y dejar para la bonanza o para el foro adecuado las otras cuestiones.

Los ciudadanos demandan de los políticos ejemplo, dedicación, austeridad, coherencia y honestidad. Pues bien,  mostremos y ejercitemos el lado bueno del ser humano que todos tenemos -también los políticos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies