La convocatoria de elecciones dentro del marco de la Independencia

Alvarez Cascos

La convocatoria electoral no puede ser calificada más que de irresponsable. Entiendo que políticamente  una decisión es irresponsable cuando lo que se persigue  no busca el bien común. Mas alejadas las decisiones del bien común más irresponsables. El bien común en nuestro caso no es más ni menos que la suma de bienes individuales de los catalanes. Es en ese contexto dónde se observa la grave irresponsabilidad en la convocatoria de las elecciones.

La situación de crisis económica,  la perdida de poder adquisitivo constante de los catalanes, la urgencia de salir cuanto antes de la crisis, la necesidad de fomentar la cohesión social en estos momentos: son argumentos  que hacen de la convocatoria de las elecciones un grave acto de irresponsabilidad  política, aunque –no hay que negarlo- nadie puede discutir su legalidad o su legitimidad. Es simplemente una decisión inoportuna.

La conclusión es clara: la convocatoria de elecciones ha sido un acto arbitrario, probablemente  sin pensar en lo que conviene a la mayoría de los catalanes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies