La reforma de la Administración

tratado de AmiensRUBALCABA ha lanzado su tesis: fuera Diputaciones. No podemos empezar el comentario sin mencionar que llevamos 200 años de Diputaciones y que RUBALCABA lleva en gobiernos del PSOE un montón de años. El tema no es nuevo, ni tampoco es novedoso. Es un clásico del Derecho Administrativo español desde que el año 1978 se aprobó la CE.

La cuestión no es Diputación sí, Diputación no. La cuestión es que la Administración Española -toda ella- ha de ordenarse. Permitáme el lector del blog un esquema quizás simple pero entendible. La organización de la Adminsitración española exige cambios en la línea horizontal y en la línea vertical. Cambios en las capas o niveles de administración (nivel vertical) y cambios en la extensión de cada nivel (línea horizontal). Partimos de los siguientes niveles (vertical):

1.- UNIÓN EUROPEA

2.- ESTADO ESPAÑOL

3.- COMUNIDADES AUTONOMAS

4.- DIPUTACIONES PROVINCIALES

5.- COMARCAS. EN EL CASO DE CATALUÑA PUDIERAN EXISTIR LAS “BEGUERIES”

6.- MANCOMUNIDADES DE MUNICIPIOS

7.- MUNICIPIOS

8.- EL SUFRIDO CIUDADANO teóricamente EL SOBERANO, PAGANO Y OBJETO DE TODA PROMESA ELECTORAL.

Huelgan comentarios. Esta línea vertical de administración nos cuesta un montón de dinero. Es complejíssima de gobernar y tiende a la ineficacia.

La línea horizontal de la administración  hace que aún se compliquen más las cosas. El Estado Autonómico ha resuelto en parte algunos problemas históricos de España, pero ha complicado la eficacia de la Administración. Vamos a poner un ejemplo: instalar un xiringuito en la playa puede necesitar:

1.- Permiso del Ayuntamiento dando la licencia para la actividad.

2.- Permiso de la Admnistración central del Estado en la medida que exista afectación por Costas.

3.- Permiso de la Autonomía para el control ambiental.

Además si existe una vía ferrea cerca  un 4.- permiso de ADIF o el Ministerio.

O sea, que si te despistas se puede pasar el verano y tener todavía los permisos.

La vida tiende a la complejidad y si a esta complejidad se le añade la crisis todo se traduce en dinero, y en caso de España y Cataluña en concreto,  mucho dinero para obtener una licencia o permiso y sólo para que el ciudadano soberano pueda ejercer su empresa, montar su negocio, oficio o profesión o simplemente aparcar el coche.

Hay que reformar la Admnistración y esto no va contra nadie: catalanes, vascos, gallegos o canarios; ni favorece a nadie: madrileños, centralistas, suecos o daneses. Simplemente hay que cambiar la Admnistración por que es un estorbo, es una traba, es -también- una pesadilla.

RUBALCABA lo de las diputaciones no es nuevo, lo nuevo es proponer un acuerdo al primer nivel para que se simplifique, adelgadece, tengo menos políticos y un largo etcétera la Administración en nuestro país. Espero que me oiga y así lo digo con todo el respeto que se merece.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies