UN BICHITO

Hace muchos años, tuve una conversación con un biólogo, hoy eminente, que afirmaba que los animales son mucho más poderosos y letales que el hombre. Tuvimos una entretenida conversación que -han pasado más de 40 años- aún recuerdo. Yo defendía que el hombre es el Rey de la Creación. ¿Ahora pienso lo mismo?

El más pequeño de los seres, un virus, un bichito minusculo ha paralizado el mundo. Este enanito sulfuroso le ha dado un tortazo al «homo sapiens». El orgulloso, prepotente, poderoso, agresivo y dominador humano yace postrado a los pies de este «don nadie» e implora su perdón y pide su clemencia.

No deja de llamarme la atención que hablemos de la inteligencia artificial, los cyborgs, la conquista del espacio y un montón de cosas que nos envanecen y no podamos con un minusculo bacilo. ¿Dónde están los Estados Unidos? y la poderosa Europa, rica y próspera, ¿hacia dónde ha huido?

He aprendido la lección, mejor la he repasado pues se me había olvidado: no somos nada, ni nadie, ni siquiera frente a los gérmenes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies