El caso Strauss-Kahn

straussLo ocurrido con el Director del FMI es digno de comentario. 62 años, economista y presidenciable socialista de la Républica Francesa. Todo se ha venido abajo por una -al parecer- obsesión por  el sexo. El relato es cutre y sorprendente. La narración -según la prensa- de lo sucedido en un hotel neyorkino de alto copete es absolutamente indecente. El director del FMI acosó a una persona del «staff» del hotel de una forma burda e indigna. Huye y en el  avión  es detenido y acusado de un montón de delitos sexuales. Acaba en la cárcel. De una suite de casi 600 Dólares al dia a una celda de 3×4. Inaudito.

¿Una conspiración? No sé. Lo que veo es un pobre hombre atado a su obsesión que le ha llevado a la perdición y a la cárcel. Queda la presunción de inocencia pero lo hechos en este caso parecen testarudos.

Ha sido la sociedad americana -la  democracia por exelencia-  la que ha encarcelado  la carrera de  Strauss-Khan. Realmente triste.  Una sociedad que se la ha tachado de puritana y conservadora frente a la liberal Francia. Europa calla y se siente avergonzada por estos comportamientos.  Por cierto, muy bien por la ministra Salgado en su reacción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies